Viernes, 18 Marzo 2011 13:53

Luis MIguel inicia su gira en Guadalajara 2011

Luis Miguel inicia su gira de conciertos en Guadalajara con el pie derecho (Informador)

El cantante arrancó con el pie derecho en Guadalajara su tour 2011

Para sus fanáticos irredentos, el concierto que Luis Miguel ofreció anoche en el Telmex se puede resumir en una frase que se aproxima a lo meloso: "El Sol iluminó la noche tapatía". Para sus detractores, que también los hay, lo más acertado sería decir que "no hay nada nuevo bajo el Sol". Ambos tendrían argumentos para decir que tienen razón.

El show que ofreció anoche el astro de los boleros fue en su mayor parte una recopilación de éxitos, que ya son tantos, que muchos tuvieron que entrar en formato de popurrí, y aún así, siempre habrá algunos temas que se queden fuera.

Este enorme catálogo de hits, que va de Cuando calienta el Sol hasta Labios de miel, le permite a Luis Miguel construir un show que suena a ?clásico? del primero al último tema, y más porque algunas canciones rebasan sin problemas los 20 años de haber aparecido en la radio por primera vez.

La experiencia habla

Al hablar sobre la calidad de un concierto de Luis Miguel, seguidores y críticos se ponen de acuerdo en cuando menos una cosa: Cada show está construido con esmero y es difícil encontrar un defecto a nivel técnico o vocal, y es que el "colmillo" que posee el artista se nota al momento de ejecutar el recital.

Luis Miguel no deja ningún cabo suelto y todo luce impecable, con una calidad que no le pide nada a los mejores shows del mundo. La música, las coristas y el espectacular juego de luces resalta, y por mucho.

El propio cantante es un ejemplo de cuidado personal. Luis Miguel se mueve lentamente sobre el escenario para evitar cualquier tropiezo, un enorme "guarura" lo cuida cuando se acerca a la gente y además se mira de forma insistente en los monitores que tiene a los lados del escenario para darle al público siempre su mejor ángulo.

Luis Miguel apareció con un notable bronceado sobre el escenario al punto de las 21:20 horas, vestido de riguroso negro y con una amplia sonrisa. El Telmex registró una entrada que si bien no logró colgar el letrero de ?boletos agotados? en taquilla, si rozó el lleno en la primer fecha del vocalista en el Coloso de Periférico Norte.

Con más de una treintena de canciones (muchas englobadas como popurrí), cuatro cambios de ropa, breves intercambios de diálogo con el público (enfocados en dar la bienvenida y despedirse) y un espectáculo que no llegó a las dos horas de duración, Luis Miguel demostró que sigue siendo uno de los preferidos por los melómanos tapatíos.

Deja un comentario

Buscar