Viernes, 20 Febrero 2009 17:50

Luis Miguel Brilla en Monterrey 2009

Monterrey, México (20 febrero 2009).-
Más allá de los años, de modas musicales y hasta de la crisis, Luis Miguel mantiene su trono.

Sin tener un éxito en la radio, pero con mejor producción que en su última gira, el intérprete se reencontró anoche con sus incondicionales fans después de casi tres años de ausencia en la Arena Monterrey.

En el primero de cuatro conciertos programados aquí, de su Tour Cómplices 2009, Luis Miguel demostró su arrastre.

Más de 12 mil 300 personas (cifra oficial), principalmente mujeres de todas las edades, llegaron al recinto. Sí, ayer le fueron "infieles" a sus parejas y sólo tuvieron ojos para el cantante.


Era de esperarse que su presencia desatara la euforia de sus seguidoras al ver su impecable figura en traje negro aparecer en el escenario a las 21:08 horas, con los acordes de "Tu Imaginación".

Muy bronceado, delgado, algo despeinado, "El Sol" deslumbró esta vez por su amabilidad y calidez: sonriente, accedió a recoger ramos de flores y hasta saludar de mano a un grupo de desenfrenadas fanáticas que se arremolinaron frente al escenario para tocarlo.

Para ellas fue todo un logro hacer este contacto. Parecía que habían tocado el cielo.

En otros conciertos, esto era imposible por las restricciones de sus guardias, pero anoche Luis Miguel se dejó querer.

Anticipando la velada, dijo al público que daría un poquito de su repertorio, combinando baladas, boleros y música de mariachi. Y lo cumplió.

"Es un placer enorme regresar aquí, con ustedes... Es un privilegio enorme poder estar en el escenario y poder cantar esas canciones que ustedes han hecho parte de sus vidas y parte de mi vida", dijo.

El auditorio coreó con él temas románticos como "Hasta que me Olvides", "Pensar en Ti" y "Amarte Es un Placer", pero también disfrutó con los rítmicos "Suave" y "Te Necesito".

El intérprete, de 38 años de edad, se presentó en un escenario con una pantalla gigante de LEDs al centro y dos a los costados, y un vistoso show de luces. Lo acompañaron 10 músicos y 2 coristas.

"Voy a cantarles de este disco, Cómplices, una de las canciones más hermosas de Manuel Alejandro", dijo con voz agitada antes de cantar "Bravo, Amor, Bravo".

Esta vez, Micky, como algunas fans le gritaban, contó con un espectador especial, su hermano Alejandro Basteri.

Al filo de las 22:30 horas ingresó el mariachi para ponerle sabor mexicano a la noche.

Y Luismi también se lució en este género al interpretar "Si nos Dejan", "Sabes una Cosa" y "Que Seas Feliz", mientras en las pantallas se proyectaron los colores patrios.

Lo mejor llegó con "Qué Nivel de Mujer" y "Será que no me Amas", mientras cambiaba el saco blanco, el segundo de la noche, por uno negro de terciopelo, luciendo más juvenil.

En este momento, hasta los hombres imitaron sus pasos.

El cantante dejó el escenario a las 22:49 horas, pero una efusiva ovación lo hizo regresar para cantar "Es Mejor", con la que finalmente dijo adiós.

Era momento de que sus fans regresaran a la tierra.

Cada canción, una emoción

* Regaló rosas blancas en "Te Necesito"
* Besó a una niña en "La Última Noche"
* Se acercó al piano para cantar "No sé Tú"
* El coro masivo se escuchó en "Si Tú te Atreves".
* Además de bailar, saltó, emocionando a las fans en "Qué Nivel de Mujer".
* Después de "Es Mejor", la última de la noche, lanzó playeras con su imagen y pelotas gigantes al público.

¿Se quema 'El Sol?

Acostumbra broncearse, pero esta vez, al parecer, a Luis Miguel se le pasó la mano.

En el concierto que ofreció anoche en la Arena Monterrey, el cantante lució con las mejillas y la frente rojas, aunque eso a sus fans poco les importó, pues lo llenaron de piropos.

Deja un comentario

Buscar